Tipos de Piel: ¿Cuál es la Tuya? ¡Aprender a Identificarla!

5 Tipos de Piel: ¿Cómo saber cuál es mi tipo de piel?

Primero para conocer tu tipo de piel de forma profesional y acertada lo recomendable es que visites un dermatólogo. Pero hasta que tu cita esté lista, revisa las características de cada tipo de piel que te ayudarán a identificarla de forma general.

Algo que debemos tener en cuenta es que el tipo de piel no es definitivo, puede ir cambiando con la edad, con la rutina skincare que tengas, ¡y claro con la genética!

En definitiva tu piel puede cambiar de un tipo a otro. Conoce en cual te encuentras actualmente, acompáñanos a conocer los 5 tipos de piel.

Tipos de piel: Identifica la tuya

Existen cinco tipos de piel:

  • Seca
  • Grasa
  • Mixta
  • Normal
  • Sensible

¿Qué determina el tipo de piel? En definitiva lo determina la genética y la edad. Sin embargo también existen otras variables bajo nuestro control que influyen en la piel que podamos tener, desde tu estilo de vida, los productos de limpieza que uses, la frecuencia, el uso de protector solar... En fin, pueden existir muchos factores tanto internos como externos, que determinarán al final nuestro tipo de piel.

En este sentido, veamos qué tipo de piel tienes ahora, identifica estos signos:

1. Piel Seca

El término "seca" describe a un tipo de piel incapaz de retener agua en el volumen adecuado.

En ese sentido este tipo de piel está asociada a una producción reducida de lípidos, o sea una falta de producción natural de cebo, es por ello que carece de la capacidad de construir un "escudo protector" natural contra los factores externos.

¿Cómo saber si tengo una piel seca?

Revisa estos signos:

  • Poros cerrados, que dan una sensación de tirantez en la piel;
  • Tiende a irritarse y enrojecerse de forma fácil;
  • Por lo general se tiene estados de picazón prurito;
  • Se observa una descamación de la piel de leve a grave;
  • Su aspecto es agrietado, pareciéndose a la piel de las piernas;
  • Por su sequedad es fácil observarlíneas o grietas finas.

En conclusión es un tipo de piel un poco floja, pues es incapaz de producir el sebo necesario para humectar la piel de forma natural. Los factores externos dañan fácilmente la piel. Y para cuidar la piel seca necesitas eligir rutinas skincare frecuentes basadas en una alta hidratación, revisa estas ideas para hacer tu jabón hidratante para piel seca

2. Piel Grasa

Es el tipo de piel totalmente contraria a la piel seca, y muy propensa a sufrir cuadros de acné, por lo tanto, esta receta de jabón artesanal te puede ser muy útil: Jabón para controlar el acné ¡aprovéchala!

El término "Grasa" se refiere a una piel con una alta producción de sebo, de forma natural.

En la piel grasa la producción de glándulas sebáceas es excesiva - totalmente contraria a la seca, pero ¿qué causa esto? Es una cuestión muy curiosa, porque puede deberse a muchos motivos desde hormonales, genéticas, el estilo de vida y claro el famoso estrés.

¿Cómo saber si tengo una piel grasa?

Identifica estos signos:

  • Aspecto brillante o muy brillante;
  • Poros muy abiertos;
  • Tiende a aparecer espinillas y puntos negros de forma frecuente.

Por tener poros abiertos es muy fácil que puedan obstruirse por cualquier impureza lo que lleva a los cuadros de acné y otros problemas inflamatorios. Para muchos es un tipo de piel difícil de cuidar por su tendencia a aparecer granos y espinillas, pues requiere de tratamientos dedicados, y a veces más invasivos (de tipo oral).

Aquí en Spacio Natural estamos convencidos que se puede cuidar la piel con ingredientes naturales, aprovechando las propiedades de la madre naturaleza., pues existe una planta medicinal para cada tipo de piel.

Tener una piel grasa tiene una buena noticia: tarda más en presentarse signos de envejecimiento normal o prematura. ¡Al menos eso!

3.Piel Mixta

La piel mixta, es un tipo de piel que logra juntar los dos mundos.

Combina la piel mixta y la piel seca, ¿eso parece bueno, cierto? Pero tiene un problema, la fusión de pieles no logra ni busca un equilibrio, sino que se reparte territorio del rostro, apareciendo la tan conocida: "Zona T" frente nariz y mentón.

¿Cómo saber si tengo piel mixta?

Tener una piel mixta en el rostro es:

  • Presentar un brillo de aspecto grasoso;
  • Desarrollar impurezas e imperfecciones en la zona T de la cara;
  • Tener las mejillas o el área de los pómulos con una piel más seca.

Por ser una mezcla de dos tipos de piel, necesita de un cuidado skin care equilibrado, sin exagerar con los productos abrasivos para controlar la oleosidad de la zona T, y sin hidratar demasiado para controlar la resequedad de las mejillas.

En conclusión: si notas que tu rostro tiene mucho brillo en la zona T puedes colocarte en esta clasificación.

4. Piel Sensible

A un tipo de piel le falta cebo natural, a otra le sobra, otra se reparte las glándulas sebáceas de forma desigual, a esta última todo lo afecta.

La piel sensible, es aquella que se irrita por todo, desde factores externos ambientales, el tipo de luz natural o artificial, el aire de la calefacción y el estrés también está implicado. Y es por eso que presenta reacciones anormales de forma frecuente.

¿Cómo saber si tengo piel sensible?

Identifica algunos de estos síntomas:

  • Si sientes ardor, picazón o prurito después de usar cualquier producto;
  • Es una Piel que se ruboriza o enrojece por todo;
  • Presenta erupciones y golpes frecuentes;
  • Por lo general reacciona de forma negativa a los perfumes;
  • Presenta fácilmente manchas de piel seca, y zonas escamosas.

Es un tipo de piel difícil de lidiar, inclusive es más complicada que la piel grasa, pues puede ser propensa a alergias, rosácea, picazón, y diversos tipos de dermatitis. Cuidar este tipo de piel va a requerir sí o sí la intervención de un dermatólogo calificado que adecuará un tratamiento en primera instancia para hacerla más fuerte y fortalecer el escudo natural de la piel.

5. Piel Normal

Piel "Normal" Es un tipo de piel que todas y todos quisiéramos tener. Está equilibrada no es ni muy seca ni muy grasa y no suele tener manchas.

Es un tipo de piel que desde un punto de vista científico se define como: una piel saludable y eudérmica.

¿Cómo saber si tengo piel normal?

  • Si tienes pocos granos;
  • Si presentas poros pequeños;
  • Si tu piel no se irrita con facilidad .

En conclusión es una piel flexible y sedosa, que resiste a los daños de los factores externos y también algunos internos. La rutina para cuidar la piel normal es usar mucha protección solar. Es una forma de protegerla y agradecer que la tienes.

  • Ahora escríbenos: ¿Qué tipo de piel tienes? En esta época del año.

Recuerda que aquí estamos apasionadas por la cosmética natural, por eso te compartimos semanalmente recetas de cremas antiarrugas, kits para hacer tus labiales, bombas efervescentes, y más consejos para cuidar tu piel y tu cabello, con información responsable.

¡Hasta la próxima semana!

Regresar al blog